Post Capitalismo

Voy a intentar organizar el pensamiento del que quiero hablaros en conceptos claros: problemas y soluciones, capitalismo y comunismo. Creo que partiendo de estos conceptos que todo el mundo conoce podré hacerme comprender.

El pretexto de esta historia es que me encuentro trabajando en una empresa en la que estoy aprendiendo a pensar, y como creo que el valor del agradecimiento es importante, me parece necesario apuntar de donde viene mi inquietud por lo que os voy a contar. Además viene de mis vivencias este año pasado con gente muy diversa e interesante, y de la constante y perseverante educación de mi madre, obsesionada con interesarme con la base de todo para que en algún momento, que veo cada vez más cercano, aprenda a volar lo mejor posible.

Pero el objetivo de este artículo no es dar las gracias, sino intentar expresar en palabras una preocupación que lleva tiempo ocupando un espacio en mi cabeza.

Empezaré por las obviedades: estamos atravesando una crisis económica mundial, y el sistema económico imperante a nivel mundial es el capitalismo. Parto de la base de que mis conocimientos no están directamente relacionados con la economía y de que pido disculpas por adelantado por mi ignorancia. Pero soy curiosa e inquieta, y me gusta aprender y hacerme preguntas. Por ello llevo un tiempo escuchando que el capitalismo ha llegado a su fin, y que algunos autores proclaman el nacimiento del humanismo. Porque la pregunta inevitable que se hace uno es qué hay después de la muerte de algo, sin entrar en lo místico: qué pasa con la vida de los demás cuando alguien muere, qué pasa con nosotros cuando el capitalismo llega a su fin, cómo nos afecta, en qué tenemos que cambiar. Cambiar, qué palabra más terrorífica. Suena mucho mejor la palabra adaptación... Pero adaptándonos las pérdidas continúan, tal vez las frenemos un poco, para ir tirando, pero a largo plazo (cuánta gente evita este concepto también), NO tendremos ganancias. Eso sí que asusta ¿no? ¿Y qué asusta más? ¿El cambio o la condena a las pérdidas perpetuas? Creo que la gente inteligente sabe que asusta menos el cambio, y por ello aunque siga asustando, aunque sea menos que las pérdidas perpetuas, debe dejar de asustar por completo para que tales pérdidas no se den. Espero que hasta aquí me sigas porque voy a ir más allá. Desde luego, como dicen... qué atrevida es la ignorancia, en este caso ¡qué atrevida es mi ignorancia!

En fin, hasta aquí lo que he querido decir es que veo yo también que el capitalismo ha muerto, por lo menos de la manera de la que hasta ahora se planteaba, y que por ello hace falta un cambio no sólo de sistema económico, sino también de sistema global, y por tanto de sistemas particulares, de cada uno, de los ganadores. Porque pienso que los ganadores serán aquellos que primero asuman y practiquen el cambio para todos inevitable. 

¿Y este cambio qué forma está tomando? ¿La de humanismo? Lo cierto es que no lo sé, ya no me atrevo a tanto. Hasta ahora hemos tenido en este aspecto, la mente dividida en dos posibles y únicas opciones: el capitalismo y el comunismo, los buenos y los malos, el blanco y el negro. Por tanto si el capitalismo ha muerto, ¿la única opción que queda es el comunismo? Esta afirmación me parece una barbaridad, no porque el comunismo sea malo y el capitalismo bueno, sino porque simplemente descarto esas dicotomías a las que estamos acostumbrados. Así que quiero abrir la puerta al gris. Este gris puede ser el humanismo, es una opción, no lo sé.

Estamos acostumbrados también a ver los problemas con sus soluciones, a que nos expliquen cuál es el truco, a los finales felices. Pues este artículo no es eso, es un enigma sin resolver, una propuesta a los ganadores. Y la resolveremos, pero no seré yo quien aquí lo publique. Sólo daré unas pistas de por donde creo yo que hay que tirar: Internet domina el mundo y lo hará cada vez más, Internet es de naturaleza incontrolable, el control total no es por tanto, la solución, la Ley Sinde es un ejemplo del deseo de control total, esta página web no, compartir y dar a cada uno lo que merece es una balanza que hay que ajustar con bases democráticas, no todo es beneficio económico, el deseo de ganar a cualquier coste no pega en el futuro, la democracia debería mantenerse, y todo lo que conlleva, que no es precisamente el capitalismo, las ideas son importantes, y también el progreso, pero lo más transcendente de todo, donde se encuentran las respuestas, es en las personas, en cada uno de nosotros.

Por cierto, os dejo el vídeo de una de las razones por las que empecé a planterame estos temas. Las leyes son más bien estáticas y controladoras, pero son necesarias para la democracia... Hay que hilar muy fino para proponer, aceptar y liderar el cambio. Bueno, aquí os dejo el vídeo, que un ideator me dijo que las entradas molaban más si se les ponía más chicha que letra.

  • 156
  • 0
  • 2

Creado por

Clara.LC

Clara.LC

Comentarios

Para mantener la alta calidad de los contenidos, debes acceder para dejar un comentario
Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies. Más información