Abre una cuenta de ahorros que no puedas tocar

Ahorra para gastos más grandes, como el enganche de una casa o un auto, abriendo una cuenta a plazo fijo. Estas cuentas bancarias no suponen ningún riesgo y ofrecen una tasa de interés más alta que las cuentas de ahorros normales, pero el dinero debe permanecer en la cuenta durante un periodo de tiempo determinado (si lo sacas antes de tiempo, te penalizan). De esa forma, no puedes tocarlo cuando tengas la tentación de comprarte algo que no necesitas de verdad.

Comentarios

Para mantener la alta calidad de los contenidos, debes acceder para dejar un comentario
Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies. Más información