Libros escolares reciclaje.

Recuerdo mi infancia cuando mis libros iban a parar a mi hermana en algunas ocasiones o cuando en el bachillerato comprabas los libros de antemano y luego el profesor te decía que iba a dar apuntes y el libro no era necesario.

Aparte del uso y transporte actual de tantos libros por los niños su uso y reutilización se ha vuelto imposible. Los libros actuales tienen una parte donde se efectúan los ejercicios que los vuelven completamente no reutilizables. Esa política debería cambiar para ahorrar uso de papel en el libro y que el escolar lo gaste en hojas de sus libretas para que se pueda reciclar y volver a ser usado en un futuro próximo.

Sigo sin ver la necesidad de que los libros cambien en muy poco tiempo ya que los conocimientos humanos cambian y se actualizan pero las bases de conocimiento siguen estables sin alteración.

La codicia empresarial de los libreros no les deja ver que en un futuro no muy lejano, los libros actuales pasaran a ser electrónicos ahorrándose tanto papel para su fabricación y consiguiendo ahorrar y reutilizar plenamente los libros antiguos. Deberían promover su negocio actual haciéndolo más atractivo sin exprimir a los ciudadanos hasta que se les acabe el negocio.

Personalmente no se como se puede sustituir un libro como consulta por medios electrónicos, tengo un ebook y con tinta digital es muy cómodo para una lectura secuencial. La consulta de una enciclopedia virtual como wikipeda es sencilla con indexación y referencias múltiples al acceso de la mano. Pero para estudiar, considero que la lectura y manejo de un soporte digital es deficiente, nada se puede comparar a un texto o un conjunto de hojas manuscritas por uno mismo. El mismo hecho de copiar y escribir nuestros apuntes fija en la memoria los conocimientos que se apoyan en volver a leerlos para completar la memorización, un resumen propio de un tema es otra buena herramienta.

Por lo que a pesar de un razonamiento tan disperso, se puede resumir todo en no abandonar los libros tradicionales de aprendizaje, compatibilizándolos con otros medios electrónicos, pero excluir los textos donde el escolar escribe en el libro para facilitar su reutilización posterior. Un menor cambio de dichos libros ya que los contenidos son similares y solo se cambia en la presentación de los mismos. Un uso exhaustivo de los elementos de escritura para la toma de apuntes a ciertas edades y para asentar los conocimientos facilitando su aprendizaje.

Comentarios

Para mantener la alta calidad de los contenidos, debes acceder para dejar un comentario
Las cookies nos permiten ofrecerte nuestros servicios y mejorar tu experiencia como usuario. Más información