Buffet libre de tapas navideñas en los buzones con la especialidad de cada casa


NOTA: No cabe ni un alfiler!



Toooodos los años ocurre lo mismo en nochebuena y nochevieja en las casas de todos aquellos que aun nos podemos permitir el lujo de celebrarlas con una cena en familia. Hay poca variedad, mucha cantidad y la gente come hasta casi reventar porque aparte de estar todo buenísimo no queremos hacerle el feo a nuestra madre, tía, abuela o al pariente de turno que lleva toda la tarde metido en la cocina preparando semejantes manjares… así que nos hinchamos. Y aun comiendo para reventar todavía sobra comida para repetir durante las dos semanas siguientes a cada noche y cuando no directamente se tira a la basura.

¿Por qué no somos capaces de controlar semejante despilfarro? ¿O es que acaso es preciso permanecer con la boca llena el mayor tiempo posible para evitar así la posibilidad de que salgan a relucir viejas rencillas familiares? O peor aún, es que sea preciso comer como cerd@s para evadir hablar de la dramática situación del país, por aquél pensamiento infantil de no querer aguar una cena tan especial hablando de política.

Así que con motivo de aligerar las digestiones y de dejar tiempo para el coloquio antes de que el sueño o el efecto del alcohol nublen la mente, se me ha ocurrido que con la ayuda del resto de vecinos de una comunidad, las cenas de navidad y nochebuena podrían ser moderadas y muy variadas, si cada uno de los vecinos dejase en su propio buzón, el mismo día y un poco antes de la cena, pequeños tappers a modo de tapas con la especialidad de cada casa y que libremente cada uno fuera cogiendo de esos buzones (que en esas noches extraordinariamente permanecerían abiertos) sólo aquellas raciones que estuviesen dispuestos a comerse.

Además estoy seguro que después de surtir a los propios vecinos, sobraría comida para donar a una iglesia o a un comedor social cercano.

No hay forma de hacer un cálculo exacto sobre cuánto se ahorraría, pero estoy seguro que si estas navidades comiésemos moderadamente, con variedad y sin excesos con esta idea, tranquilamente el ahorro se podría estimar en millones de euros que se podrían destinar a fines más provechosos en vez de almacenarlos en forma de grasa o tirarlos a la basura en forma de comida recalentada y aborrecida para todo el año.

 
  • 831
  • 3
  • 9

Creado por

KyO

KyO

Comentarios

Para mantener la alta calidad de los contenidos, debes acceder para dejar un comentario

3 comentarios

  • KyO
    KyO

    Gracias!
    -
    Tienes razón Memm, cada cuál se tendría que responsabilizar de la comida que sirve a sus vecinos, como bien dices, que sirva en el mejor de los casos para felicitar al cociner@, y en el peor, si a alguno se le pasara por la cabeza envenenar a sus propios vecinos (hay que tener mala leche), de todas esas tapas, quienes las consumieran, tendrían que guardar muestras para que sirvieran de pruebas inculpatorias en un proceso penal en el remoto caso de que a alguien se le pasara por la cabeza envenenar la comida o que por alguna negligencia sirviera comida en mal estado.

  • memm

    La idea es buena y tienes mucha razón en lo que dices, pero por si acaso en cada taper se tendría que indicar que piso o vecino lo deja. No seáis mal pensados es solo para felicitarlo si te gusta el menú. voto+

  • zebyaneitor.com

    voto 2

Las cookies nos permiten ofrecerte nuestros servicios y mejorar tu experiencia como usuario. Más información