Café con hielo que no se agua

A todos los que adoramos el café con hielo nos ha pasado en verano que, en menos de 10 segundos, el café nos resulta mucho más insípido (porque se ha deshecho el hielo, así que el café se ha quedado más aguado de lo que debería). Tengo la solución. En realidad, yo creo que debería empezar a utilizarse en todos los bares, por lo menos en verano.

Es muy simple. Haz un café y congélalo. Mételo en la cubitera, sin más. Así conseguirás un hielo de café que después podrás usar como quieras:

- Café solo con hielo: coge el hielo, echale un poco (muy poco) de café recién hecho, para que el café congelado se deshaga rápido.
- Café con leche con hielo: coge el hielo y échale leche según como quieras de cargado el café (si quieres un cortado, echale muy poca leche; muy caliente, si quieres uno normal; bastante leche, algo caliente, si quieres un latte macchiatto, mucha leche tibia o fría)

Y así conseguirás que tu café helado NO pierda el sabor a café de verdad. El pequeño defecto es que el cortado y el café solo corren el riesgo de que te bebas todo el líquido antes de conseguir deshacer todo el hielo, pero con las demás variedades, funciona perfectamente. De hecho, adjunto una foto de un latte macchiatto que estaba delicioso.
  • 1111
  • 4
  • 30

Creado por

JoseluPicks

JoseluPicks

Etiquetas

Compartida en Redes

Comentarios

Para mantener la alta calidad de los contenidos, debes acceder para dejar un comentario

4 comentarios

  • Pantera Rosa
    15 de julio 13:43

    Haciendo café 'a la antigua usanza' (no con cápsulas que coarten toda creatividad individual), puedes hacerte un litro de café y meterlo en la nevera para mantenerlo fresquito :-). Mucho más sencillo.

  • Pantera Rosa
    15 de julio 13:39

    Dos cosillas:
    1-ya se vende café frío, aunque seguramente no al gusto de todos
    2-hay bolitas de plástico duro con líquido dentro, xa congelarlas con la finalidad de enfriar bebidas sin aguarlas; y no dan 'sabor a plástico' ;-)
    También se pueden hacer en casa cubitos de café sólo x un lado, y cubitos de leche sóla, x otro. E ir mezclando al café caliente según apetezca en cada momento. Incluso xa mantener la leche fría cuando estás tomándote un vaso de ésta; o xa 'manchar' un vaso de leche con una poco de café; o viceversa.

  • lgruz
    08 de julio 11:52

    Me parece una muy buena idea. No suelo tomar café con hielo ya que el hielo, al quedarse en la superficie del líquido, provoca que bebamos del agua que suelta el hielo antes que del café, estando para mi gusto demasiado frío. Pero sin duda evitaría esa perdida de sabor.
    Como apunte: no estaría de más que no perdiéramos el lenguaje tan amplío y completo que tenemos. No sabe mejor por llamarlo "latte macchiatto" en vez de "leche manchada".

  • janicerand
    30 de junio 12:13

    Buen truco, gracias por compartirlo

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies. Más información