CACA DE PERROS

Todos somos conscientes del problema de las cacas de perro en la calle.
Por un lado la recogida por sus dueños siempre desagradable y por otro la no recogida y la problemática que ello implica.
Yo estoy convencido de que se puede desarrollar un aroma y condiciones ambientales que hagan que los perros defequen allí donde lo olfatean.
Una vez conseguido esto es cuestión de que el emplazamiento, que debe engañar al perro y parecer un suelo de tierra, tenga una alcantarillado debajo y así la caca caerá directamente no al suelo sino a la alcantarilla. Con lo cual el siguiente perro encontrará el sitio como lo encontró el primero.
Si el ayuntamiento pone dinero para investigación y alguna marca de animales de compañía lo patrocina estoy convencido de que algún proyecto saldrá y además puede tener proyección internacional.
Así no habrá que hacer inventos como el del video.
 

  • 329
  • 1
  • 12

Creado por

juan pérez-solero puig

juan pérez-solero puig

Comentarios

Para mantener la alta calidad de los contenidos, debes acceder para dejar un comentario

1 comentario

  • jabixo
    26 de septiembre 12:15

    mmm... y proque no se aprovecha? yo crearía parques específicos para que usasen la noñiga como abono natural y nucna mejor dicho..

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies. Más información