Despertar de nuevos valores

La ciencia parece ser un buen refugio en estos tiempos de tensiones y problemas de todo tipo. Es la patria de la racionalidad, el territorio de lo objetivo que se impone a los juicios y pasiones personales. Un indicio de solución al problema planteado pasaría en que diferentes ciencias interactuaran juntas para estudiar la naturaleza y mejor solución del problema planteado, al igual que ya sucede en investigaciones de medicina y otras ciencias en la búsqueda de soluciones de sus problemas.
Naturalmente se deberá de establecer un nuevo sistema socio-económico con otra cultura de valores, a saber; el cambio de motivaciones y valores sería el principio y la base que permitiría ver la inmensa riqueza de ignorancia que posee el ser humano, si llegamos a ser educados para ser conscientes de dicha limitación empezaremos a despertar del letargo en que estamos sumidos, la educación, interpretación y asimilación de manera objetiva de conocimiento, dejando a la luz y en su lugar los juicios, dogmas o creencias personales o colectivas, permitiría aproximarnos a la naturaleza y esencia de los problemas y sus soluciones que siempre serían cambiantes en el tiempo.
La clave entiendo, sería establecer un nuevo sistema socio-económico con otra cultura de valores, en la que el dinero, jubilación, parados, capitalista y otras muchas palabras y definiciones afines al uso pasaran a mejor vida por estar caducados, dando paso a otras de la nueva cultura de valores y patrimonio como; riqueza de ignorancia, riqueza de principios, riqueza de ética, riqueza de moral, riqueza de interactuar, riqueza de enseñar, riqueza de aprender, riqueza de aportar, riqueza de ocio, riqueza de lealtad, riqueza de participación…..
La motivación por ganar espacio a la inmensa e infinita ignorancia y compartir el conocimiento será la nueva praxis de hacer valer y asentar los principios y valores indiscutibles a salvo de modas, creencias y pasiones. Ser conscientes del conocimiento y sus límites, presente en todo momento, será para la actual y futura juventud la verdadera y real motivación y patrimonio.

Comentarios

Para mantener la alta calidad de los contenidos, debes acceder para dejar un comentario

8 comentarios

  • turriano
    30 de abril 16:51

    Parece muy interesante.
    Me lo guardo en favoritos.
    Es posible, que incluso busque tu libro.

  • montejb
    10 de diciembre 12:10

    Gracias Koolhaas. Estoy de acuerdo con tu comentario. Efectiva y afortunadamente no soy el único que pienso en lo enunciado. Pienso que es responsabilidad de todos implicarnos en la construcción sin pausa de llevar a la práctica y aplicar las soluciones, que necesariamente, deberán de ser cambiantes y adaptarse a los cambios constantes de cada momento. Sin duda, aquí o en cualquier otro lugar y momento deberemos de incitar y seguir con la inmensa tarea a realizar, que dicho sea de paso, desde el inicio de la civilización se a estado realizando a trompicones. Cuándo empezamos?? Gracias y saludos para todos...

  • koolhaas
    10 de diciembre 11:28

    Buenas palabras montejb, pero... ¿cómo llevarlas a la práctica? no eres el único que se plantea estas cuestiones y quiere que todo el mundo cambie pero, ¿cómo conseguir eso en un mundo capitalizado, desigual, diverso y global a la vez? Me gustaría más leer pequeñas iniciativas a problemas concretos, que son las que relamente pueden hacer algo, que grandes pensamientos que abarcan a toda la humanidad y en realidad no llegan a nadie; las formas de pensamiento moderno pasaron cuando llegó el poscapitalismo...

  • montejb
    22 de octubre 21:15

    Efectivamente, me refiero a las definiciones y motivaciones, y a mucho más, implícito en el propio enunciado para quien sepa y pueda interpretarlo....

  • Hector
    22 de octubre 13:05

    El problema no creo que sean las palabras, sino como comentas sus definiciones y motivaciones ;)

  • montejb
    22 de octubre 11:05

    La seguridad, el conocimiento, la sabiduría y la felicidad están dentro de uno mismo, solo se trata de encontrar y beber en las fuentes de la sabiduría y el conocimiento que a lo largo de la historia han creado multitud de autores en las diferentes ramas del conocimiento y el saber. Desde la historia de la filosofía, pasando por la economía y la ciencia de la física, en la que todos los autores, en el orden y preferencia que cada cual prefiera, y desde Aristóteles, Lao Set, Confucio a Bertrand Russell, pasando por Salvador Pániker, Luis Racionero, seguido de Milton Friedman, Keynes, Paul Krugman y llegando hasta Albert Einstein y Galileo Galilei sin dejar de leer a los otros muchos autores esenciales, además de los libros sagrados de cualquier sentir religioso, me permiten mejor observar desde mi ventana la esencia y naturaleza de cuanto me rodea muy próximo a la objetividad intrinsica indiscutible, casi libre de pasiones, creencias, dogmas, modas, gustos y antojos. Hasta la fecha, he tenido la suerte, no sin esfuerzo permanente, de mantener el equilibrio en la diversidad de contenidos y acontecimientos y estar salvo, de momento, de la locura y de los demonios difíciles de controlar que todos llevamos dentro.

  • montejb
    22 de octubre 11:04

    Estar consciente en todo momento de ser multimillonario de ignorancia, permite valorar y colocar en su lugar el comentario interesado del contenido de su libro y otros similares.

  • ferni
    22 de octubre 01:02

    De eso habla mi libro: Pensar, Sentir, Crear y Disfrutar.
    Lo encuentras en: www.pesecredi.com

Las cookies nos permiten ofrecerte nuestros servicios y mejorar tu experiencia como usuario. Más información