Toldos de verano

Seguramente que como yo muchos de vosotros os refujiais del sol del verano bajo los toldos, sombrillas o paraguas en las terracitas. La verdad es que la protección que estos artículos ofrecen es mínima a mi parecer y me llevó a reflexionar como podría mejorarse para obtener una satisfacción total.
La solución que propongo es muy simple pero altamente efectiva.
Cogemos el toldo blanco que pondremos este verano en nuestra terraza y le cosemos un trozo de tela negra de iguales dimensiones por la parte donde nos refugiaremos, realizando puntadas cada 30 centímetros para que cuelgue lo mínimo posible y así obtenemos dos grandes mejoras:
1. - Al entrar en el toldo podemos hacerlo sin las gafas de sol, ya que la luz bajo él se reduce considerablemente.
2. - La sensación térmica es menor debido a dos conceptos: perceptivo, hay una mayor oscuridad, y sensorial, la tela negra absorve la calor reflejada por la tela blanca y la diferencia de temperaturas provoca un flujo de aire entre las dos telas unidas pero no pegadas.
Ojalá los fabricantes utilizaran esta solución tan sencilla en sus diseños, en un producto barato lo entiendo, pero gastarte más de 10.000 euros en una sombrilla de la que estarás seguro que no se te irá con el viento o la podrás abrir cinco mil veces sin que se rompa, pero que luego no te proteja del sol eficientemente cuando éste es su principal cometido, es como comprarse un paraguas con tela mosquitera, te protege del chaparrón pero no de la lluvia.
  • 372
  • 0
  • 9

Creado por

vicentin

vicentin

Comentarios

Para mantener la alta calidad de los contenidos, debes acceder para dejar un comentario
Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies. Más información