Cities that want to progress in innovation should consider the Memphis Manifesto. Be a Smart City. Send this to your local authorities is my idea "spread the word" of this Manifesto

In 2003 100 members of the new Creative class got together to think structure and summarize what could help build "'ideas communities" for the future, the result was the Memphis Manifesto
A copy of the full manifesto can be seen at Memphis Manifesto http://www.norcrossga.net/user_files/The%20Memphis%20Manifesto.pdf

The summary could be ectracted for Richard Floridas book "The rise of the Creatve Class" Appendix C
  • Cultivate and reward Creativity. Creativity happens any time anywhere it could be happening in your community right now
  • Invest in the creative ecosystem
  • Embrace diversity.
  • Nurture the creatives
  • Value risk taking convert the no climate into a yes climate
  • Be authentic. identify where you can add value and be unique
  • Invest in and build on the quality of the place
  • Remove barriers of creativity such as mediocrity. intolerance, disconectedness, sprawl, poverty, bad school, exclusivity and social environmental degradation
  • Take the reponsibilkity for change in your community. Improvise make things happen
  • Ensure that every person and specially children have the right of creativity

Comentarios

Para mantener la alta calidad de los contenidos, debes acceder para dejar un comentario

2 comentarios

  • el último xel’naga
    04 de noviembre 01:28

    Saludos Rodin. Por favor, necesito que visites esta idea:
    http://es.ideas4all.com/ideas/39694-es_preferible_eliminar_el_voto_negati -vo#comment_link_bottom
    Creo que tú tendrás mucho que decir.

  • el último xel’naga
    12 de noviembre 01:29

    Saludos Rodin. Estoy muy de acuerdo con las premisas del manifiesto. Tienes mi voto. Sin embargo, la creación, la innovación, el progreso, el cambio... supondrían el traslado de los medios de producción y de poder hacia otros individuos diferentes a los que los ostentan en la actualidad. Puede que no se haga porque el político no quiere. En realidad, fomentar la creatividad es muy sencillo. Basta con que aquellos que poseen ese talento ostenten el poder. Ellos sabrán como fomentar la creatividad entre sus ciudadanos. Pero ello supondría sustituir a los actuales políticos, a la clase dirigente, por otros. Al fin y al cabo, el desarrollo de la historia ha sido siempre ese. La organización de toda sociedad ha pretendido otorgar el poder político al individuo que lo utilizará con mejor eficacia para el mayor beneficio de la sociedad y sus objetivos. Cuando los objetivos de una vieja sociedad cambian, se debe sustituir una clase dirigente por otra. La evolución histórica ha ido repartiendo cargos de responsabilidad a aquellos que han sabido seguir progresando en beneficio de los que le erigieron.

    Con la ampliación de la educación a todas las clases sociales las capacidades y conocimientos de liderazgo político se desarrollan en más ciudadanos que cuando era una doctrina imposible para la mayoría. Poco podía pensar sobre política el campesino que labraba el campo de su señor feudal. Los cargos políticos están más repartidos porque cada vez hay más ciudadanos capaces. Pero la competencia de nuestros políticos también está cada vez más en duda. Su posición no es producto de sus capacidades, sino de sus contactos. Todos sabemos cómo son los políticos actuales, pero no conocemos un sistema mejor al actual. No conocemos ningún grupo de ciudadanos cuyos objetivos se desarrollen conforme piensa la mayoría de la sociedad y puedan ser erigidos como nueva clase dirigente. Fomentar y apoyar el pensamiento supondría que los ciudadanos llegaran a coincidir en sus planteamientos. Significaría la movilización de la sociedad para el cambio. Significaría que los que merecen el cargo lo reclamarían con el apoyo del resto de la sociedad. Significaría el fin de los actuales políticos.

    Solo aquellos políticos competentes sabrían desarrollar las habilidades de las generaciones futuras sin ningún temor, pues para cuando los jóvenes sean capaces ellos ya habrían terminado su mandato. Y ya no se trata solo de que el político no fomente la competencia, sino que también pretende aniquilarla. ¿Cómo? Empeorando cada vez más la calidad de la enseñanza pública que recibe toda cabeza pensante y que tanto ha costado conseguir ahora… y durante toda la historia.

    Pero siempre hay alguien con capacidad que ha podido inmiscuirse entre la clase política y siente ansias de cambio. Es por éstos, por quienes tenemos que empezar a hacer las propuestas de progreso social. El problema, es distinguirlos y ponerse en contacto.

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies. Más información