PROHIBIR LOS AURICULARES DE PÉSIMA CALIDAD

Actualmente, se comercializan auriculares cuya calidad de frecuencia reproductora de audio es tan pésima, que tendemos a subir el volumen para quedar satisfechos con el sonido. Sin embargo, al rato pueden empezar a dolernos los oídos. Estos auriculares no son capaces de reproducir la amplia gama de sonidos audibles del archivo grabado en un estudio de grabación, por lo que da la sensación de que escuchamos menos y tendemos a subir más el volumen. Pero al subir el volumen, las frecuencias audibles aumentan su intensidad contra nuestro tímpano, haciendo que con el tiempo nos pueda llegar a ser molesto y doloroso. Podéis ampliar información aquí: 
http://www.consumer.es/web/es/tecnologia/imagen-y-sonido/2006/06/19/153018.php 

Creo que comercializar estos auriculares de tan baja calidad son perjudiciales para cualquier usuario y que deberían prohibirse. Por ejemplo, me refiero a los auriculares que en los viajes de larga distancia ofrece RENFE a sus usuarios para escuchar la película que ponen en la televisión del vagón. O los auriculares que vienen con los mp3 y mp4 recién comprados.

Comentarios

Para mantener la alta calidad de los contenidos, debes acceder para dejar un comentario

1 comentario

  • loren4e
    13 de enero 02:14

    Vendría bien porque hay cada artilugio por ahí que te dejan los oidos y las orejas echa pizcos, muy dañinos y molestos.

Las cookies nos permiten ofrecerte nuestros servicios y mejorar tu experiencia como usuario. Más información